Para ti, ¿qué es patanegra?

Para mi los patanegra son un grupo de gente (y amigos) que además de actuar como grupo, haciendo actividades y relacionándose, llevan a cabo una importantísima labor a la hora de “integrar” a gente procedente de España en Pittsburgh. Yo he tenido la suerte de conocer Patanegra y siempre que he pedido ayuda me la habéis dado y en cierto modo he intentado hacer lo mismo con la gente que llegó después mía y con la gente que ya estaba aquí.

 


Hace poquito que conozco patanegra asi que no se si mis primeras impresiones difieren mucho de la realidad.
Para mi patanegra ha sido sinonimo de ayuda incondicional desde el minuto 1. Gracias a este grupo, se me informo desde el principio de como era la ciudad, trucos, la vida americana, etc. Ademas consegui una casa y mil cosas mas a partir de unos antiguos patanegras. Estando aqui la gente me ha ayudado bastante.  Desde ir al banco a abrir una cuenta, ayudarme con la mudanza, tomar cervecitas y compartir experiencias, etc.

Para mí Patanegra es un grupo de apoyo entre personas que hemos estado o estamos en situaciones similares.. y mucho más. Es un grupo de gente que sin conocerte de nada se convierten en tus amigos, tu familia, tus confidentes, tu desahogo, tu casa.. Llevo muy poco tiempo en esta experiencia y ya me parece todo eso. Gracias a este grupo nosotros hemos venido como en un “colchoncito” a esta ciudad que hace unos meses no sabía ni ubicar en un mapa. Nos han ayudado muchísimo, ya no solo una vez aterrizados sino con todo el proceso desde nuestra ciudad natal, desde conseguir casa hasta la cafetera. Descubrí los Paranegra navegando por internet buscando información sobre Pitt y vi el cielo abierto, desde que me puse en contacto con vosotros todo han sido facilidades. Por eso, es más que un grupo de personas unidas por una cultura o gente que te echa una mano..es esa “familia” que uno echa tanto de menos en la distancia. Y cuando se está lejos y recién aterrizas, esa mano tendida, esa cerveza, esos dos besos…son muuuuy importantes para uno.

Para mí, patanegra es un grupo de apoyo, una red de contactos que están ahí para echar una mano, para informar sobre cómo votar desde aquí o cómo hacer trámites en la embajada. Es un grupo con el que quedar y sentir que se vuelve a estar en España. Un grupo al que puedo recurrir si algún conocido mío busca un tutor de español, o al que puedo ofrecer una habitación en mi casa si alguien necesita tiempo para decidir/encontrar qué piso alquilar.

para mí Patanegra es mi conexión con España, me encanta poder veros de vez en cuando y poder hablar nuestra lengua, compartir tantas cosas en común que tenemos, es una oportunidad para recibir a los nuevos, dar un abrazo a los antiguos y conocer un poco mejor a los que he visto alguna vez. Para mí también es una oportunidad para interesarnos por los problemas o inquietudes o necesidades y tratar de ayudar si se puede.
Por mi parte me encantaría poder seguir participando en este grupo y vernos de vez en cuando e incluso propondría vernos más a menudo (2 veces al mes) para que la gente que no pueda ir un viernes pueda acudir al siguiente sin tener que esperar un mes.

 Conocí a los patanegra en un concurso de Tapas. Nos encantó poder hablar español y hartarnos de comer y de reír. Nuestra tapa no ganó ningún premio. Me gustó el ambiente, distendido y abierto. Pude diferenciar que había patanegras veteranos (en el sentido que le da a esta palabra el castellano) y personas recién llegadas, algunas que solo iban a pasar unos meses en Pittsburgh. Desde que fui al concurso de tapas he mantenido contacto esporádico por email con algunos españoles de Pittisburgh. Dado que no vivo en Pittsburgh y tengo una hija, me resulta difícil escaparme al Pataviernes, pero me encantaría poder asistir.

Para mí patanegra era eso, el concurso de Tapas, hasta que una circunstancia personal que hizo necesitar ayuda profesional legal de fiar y que no te den sablazo. En cuanto pedí ideas a los patanegras me llovieron sugerencias y gracias a ellas, he encontrado con gente  que sé que me han dado el mejor trato posible dentro de sus capacidades. Para mí eso no tiene precio: en esta sociedad materialista, el saber que se te está brindando una ayuda sin intereses y además, como fue mi caso, por gente que quizá no te conoce en persona. Me hizo tan feliz el saberme ayudada de una manera tan altruista que he intentado devolver ese favor a desconocidos.. gracias patanegra por la iluminación. Ahora, fuera de esoterismos karmicos, creo que es esencial que los españoles, sean de la cultura peninsular que sean, nos tengamos de apoyo, de desahogue o lo que sea. Por muy establecido económicamente que pueda estar una persona a este lado del Atlántico, siempre hay cosas que chocan de la cultura adoptiva, siempre hay momentos donde una se puede sentir extraña o sola, y ahí, el tener un grupo que conozca tu/s cultura/s, ayuda aunque solo sea por compartir. Y para lo bueno también, eh??? Si no llega a ser por los Patanegra no me entero del concierto de Jarabe de Palo (aunque al final lo suspendieron..).


 Una muy buena idea, aunque yo no me haya involucrado

EL GRUPO DE ESPANOLES EN PITTSBURGH

Yo soy un Americano que nació en España.  Para mi patanegra es un grupo de Españoles y amigos con quien hablar y recordar mi tiempo en España, y aveces sentir que todavía estoy ahí por unas horas durante pataviernes. También me gusta ser parte del grupo para ver si hay algo que pueda hacer para ayudar a alguien vivir aquí.

Los Patanegra es la manera de seguir conectado con mi cultura y el lugar donde he conocido a algunos de mis mejores amigos que ya son una segunda familia para mi.

Para alguien que recien llega, creo k es muy importante que haya grupos asi, para favorecer la rapida integracion en la nueva cultura, idioma, tips que hay que tener en cuenta

Encontrar la web de los patanegras antes de mudarnos nos tranquilizó y nos ayudó a resolver muchas dudas. Cuando llegamos no encontrábamos piso, estábamos desesperados. Gracias a un email sobre alguien que buscaba realquilar el suyo lo encontramos y con muebles.
Patanegra para mi es saber que hay gente ahí a la que se le puede contactar y te pueden dar algún consejo. Saber que existe me hace sentir más como en casa.

Por temas de trabajo (trabajo los viernes, sábados, domingos y lunes hasta las 8pm) aun no he podido venir cuando quedáis, pero creo que ahora que estaré viviendo en la ciudad tengo muchas mas posibilidades de venir.
Por este motivo aun no se muy bien de que va el tema Patanegra, pero me imagino que es un grupo de españoles que quedamos en Pittsburgh de vez en cuando y poder decir las chorradas que nos gusta decir a los españoles y que si se las dices a un guiri ni les hace gracia ni nos entienden.
Yo personalmente no tengo ningún amigo español aquí y yo soy mas español que el jamón del bueno o la tortilla de patatas, así que echo a faltar todo lo que tenga que ver con España.
Llevo 14 años viviendo en USA y la verdad es que se echa a faltar todo lo español (hasta lo malo).

Pienso que esas reuniones, nos hacen sentir más unidos a nuestras raices españolas.

Para mi ser Patanegra es poder formar parte de un grupo de españoles que se ayudan, se echan un cable, o dos o los que hagan falta estando muy lejos de casa de uno. Cuando llegué a Pittsburgh por primera vez en agosto de 2014, el grupo de Facebook todavía no estaba tan activo diría, lo descubrí más tarde. La verdad es que saber que había un grupo de españoles me reconfortó, porque pensaba que estaba más sola que la a mi llegada a esta preciosa ciudad. El concurso de tapas me encantó. Es una muy buena forma de seguir en contacto.
Recibir mails también me alegra, al igual que poder echar una mano a cualquiera que te escribe buscando ayuda.

 No he tenido mucho contacto con el grupo mas allá de emails, así que por el momento patanería es para mi una forma de conocer a gente y de no perder de donde vengo. Me gustaría poder acercarme mas al grupo de gente que esta aquí. El grupo de fb no tiene mucha actividad, yo lo que mas uso son las redes sociales/grupo de wassap, y no sabia nada de los pataviernes hasta el primero que fui en marzo, y eso que llevo dos años y pico aquí…

Patanegra para mi es un grupo social, una segunda familia que te hace sentir apoyado en esta experiencia vital en otro país.

aunque últimamente no estoy mucho x allí x trabajo para mi pata negra es mi familia de Pittsburgh .. la gente q me ha ayudado a adaptarme a US y a tener más cerquita España cuando estás tan lejos y sola en mi caso!

Una comunidad de gente que representa a nuestro país y ayuda a la gente que viene y se va y a la que se queda

Patanegra es un grupo de gente estupenda con los que siempre me lo paso muy bien, ya sea tomando unas cervezas o disfrutando de unas buenas tapas. Dos o tres años atrás era más activo en patanegra. Ahora ya hace bastante tiempo que no voy a los pataviernes y que no veo a casi nadie del grupo, pero no es por falta de ganas: simplemente no tengo tiempo para casi nada. Cuando puedo, por eso, me encanta tener la opción de dirigirme al social club y encontrarme con un grupo de gente simpática, que quizá todavía no conozco pero con los que seguro que me entiendo fácilmente.
Aunque no me involucre demasiado en el día a día del grupo, el concurso de tapas esta marcado en el calendario con un año de antelación. Si estoy en la ciudad seguro que voy al concurso, compito con 2 o 3 tapas distintas, e invito a algunos amigos que llevan un año escuchándome hablar de como estaban de ricas las tapas del año anterior.
Estando tan lejos de casa, vivir en una ciudad con un grupo como patanegra es un lujo. Para mi, patanegra es un punto de encuentro con gente acogedora que también vive lejos de su casa, con la que comparto raíces, y con la que puedo hablar el mismo idioma (no solo literalmente).

Patanegra para mí es un grupo de amigos, en su mayoría españoles, que hacen mucho más llevadero el primer choque a los recién llegados, y que además supone una gran ayuda (por medio de la web, aclaración de dudas, etc.). Además, en mi caso particular, dado que estaba solo en Pittsburgh, ese último viernes del mes era la cita más importante del mes, un desahogo que me hacía olvidar la morriña que sentía por mi casa, mi familia y amigos (una pena que no pude ir a muchos pataviernes, ya que estaba a caballo entre Pittsburgh y Donosti…). Los primeros pataviernes a los que fui, me sorprendió lo diferentes que éramos cada uno de los patanegras (edad, profesión, procedencia, etc.) y el buen rollo que había entre nosotros pese a esas diferencias, era como si nos conociéramos desde hacía ya mucho tiempo. Todo el mundo dispuesto a ayudar y a aconsejar, aunque no te conocieran o te hubieran conocido media hora antes. Bueno, creo que me he ido un poco por las ramas, pero resumiendo, Patanegras me parece un grupo de amigos que en algún momento han pasado por el mismo trago (traslado a Pittsburgh, alejarse de la familia, cambio de vida), que se prestan ayuda unos a otros, y que quedan una vez al mes para pasar un buen rato y sentirse como en casa.

 Para mí es un grupo de gran ayuda para el que viene a Pittsburgh y no sabe lo que se va a encontrar. También donde se puede contactar a otros patanegras sobre problemas cotidianos para encontrar una solución o sugerencia. Gracias al grupo pudimos encontrar nuestro piso cuando pensabamos que era imposible.

Para mi patanegra es esa sensación de que hay algo que es “como en casa” en Pittsburgh. Durante los cuatro meses que estuve viviendo allí supe que era mi punto de apoyo si necesitaba cualquier cosa, o por ejemplo cuando fui al pataviernes y tuve esa sensación de estar en cualquier bar de España al mismo tiempo. También la web me ayudó un montón a conocer “virtualmente” cómo es Pittsburgh para un grupo de españoles 🙂

no sé lo que es Patanegra en si porque cuando se planea algo estoy o a tomar por el ichi o liado con el trabajo.  Ahora, si puedo echar una manilla… se hace.  Llevo 16 años en Western Pa y estoy en medio de un divorcio que ni la serie Dallas…

Grupo de amigos en amigos con un gusto en común por la cultura española

Pues me gustaría que fuera más de lo que ha sido hasta ahora. Al leer tu mensaje me he dado cuenta de que hay algunas cosas con las que no me puedo identificar porque siempre me he considerado una persona relativamente independiente y me gusta sacarme las castañas del fuego solito, así que no tengo anécdotas sobre nadie en quien me haya apoyado al llegar a Pittsburgh (aunque entiendo que eso no es necesariamente bueno, puede que se deba a que soy un poco cabezón). También tengo que reconocer que cuando llegué a Pittsburgh hace ya casi cuatro años no conocía la existencia del grupo, y tardé en enterarme casi un año de su existencia (además de cabezón soy despistado). Después he coincidido con algunas (pocas) personas del grupo aquí y allí (Octoberfest hace un par de años, también me pasé por el Social a ver algún partido del mundial de Brasil).  De todas formas, no he asistido a ningún pataviernes aún, aunque me gustaría, pero es de estas cosas que uno va dejando (mal por mi parte, aunque también creo que me sería más fácil asistir si se dieran otras circunstancias — ver respuesta a la pregunta 3).

En cualquier caso, leo casi todos los mensajes que se van mandando a la lista y siento parte de ese calor que comentas de saber que hay gente en esta ciudad que viene de donde yo vengo, y que puede que haya pasado o esté pasando por las mismas cosas que yo. Por mi parte, aunque no me guste pedir ayuda, no me importa prestarla a quien la necesite, y me gustaría pensar que si fuera el caso, hay un grupo de personas cerca que puede que te entienda mejor de lo que crees y con la que puedes contar.


Para mí, Patanegra es la conexión con mi verdadera esencia, la conexión con la gente que habla mi misma lengua.

tengo que agradeceros a todos como me acogisteis, me ayudasteis a encontrar un sitio para alojarme y como me ayudasteis cada día de esos tres meses. Hicisteis que mi estancia allí la recordará constantemente durante todos estos años.
Aunque no participo en los mails me gusta recibirlos para acordarme de vosotros. Cuando algún compañero de trabajo me pregunta por sitios de rotación yo siempre les hablo de PIT y de vosotros, y varios han pasado por allí.

Para mí patanegra fue la salvación a la depresión!!! Así que pase de estar triste nun país que no entendía a ser feliz por un grupo de amigos que siempre estuvieron ahí. Y cuando digo siempre es siempre como la familia o más. Me ofrecieron todo lo que tenían y más. Material y no material. Yo era feliz en cuanto tenía uno del grupo conmigo y eso pasaba casi a diario:)
Luego dejas Pit y te reúnes con algunos y tal vez no con otros pero los llevo en el corazón y mi casa siempre será su casa. Ahora vivo en Irlanda y con niños pero llegará el día en el que nos encontremos.

Diferentes opiniones, percepciones, una ayuda en todo caso.

Como no soy español, patanegra es una oportunidad para mí.  Una oportunidad para seguir aprendiendo sobre la cultura española.  Hace una década que viví en España por un semestre en Madrid. Aunque no empecé estudiar el idioma durante mi tiempo en España, fue aquella época de mi vida que aprendí, o mejor dicho, encontré lo mejor de mí.  Me enamoró de la gente y el país.  Sea lo que sea, sigo enamorado de todo lo español.  Por eso, me encantaría que siga en la lista de correo patanegra.

Para mi patanegra fué mi salvación cuando estuve alli. Y no me refiero a las cosas prácticas, que también. Me ayudó a entender la forma de trabajo de CMU, que me resultó dura de entender en algunos aspectos, y a compartir experiencias con gente que “hablaba el mismo lenguaje que yo”. Y no me refiero al español, me refiero a que me encontré con un grupo de personas que había pasado por lo mismo que estaba pasando yo, con ambiciones profesionales y con ambiciones personales y que se mueve por ellas. Y con la mente muy abierta. No es fácil encontrar eso.

Personalmente CMU y Pittsburgh, especialmente Pittsburgh, es un lugar al que quiero volver. Por eso no me he borrado estando en BIlbao como estoy. Por eso cuando he recibido el mail de advertencia de que o contesto o me borran…. he dejado lo que estaba haciendo y a contestar. No quiero perder ese vínculo. Desde mi punto de vista y perteneciendo al colectivo que no está en Pittsburgh igual podríamos saber más de los que están allí y los de allis de los que estamos aquí y estblecer otro tipo de vínculos, hasta profesionales. Es solo una idea

Para mí los de pata negra significan mucho más de lo que pueda escribir. Ya sabes que los de pata negra empezaron en mi casa de Pittsburgh donde se hacían unas súper fiestas impresionantes y donde lo pasábamos de maravilla. Son unos recuerdos increíbles y una gente maravillosa con la que he disfrutado muchísimo. Esa época fue una de las más felices de mi vida a nivel de amigos, de cariño y de felicidad.

– Para nosotros los Patanegra fue una  ayuda inmensa cuando llegamos a Pittsburgh, siempre le agradeceré a Helena el primer Skype q hicimos y todo lo que me fue contando de la cuidad, colegios, etc…
Al igual q yo me sentí mucho más aliviada y tranquila gracias a sus consejos, siempre he estado abierta a ayudar a todo el que venga a vivir en la zona de South Hills, q es lo que mejor conocemos.

– Es un grupo de españoles dispuesto a echar una mano “siempre a quien lo necesite.”
– Es no encontrarte ni sentirte solo cuando aterrizas y no conoces a nadie en Pittsburgh.
– Es no tener ningún mueble y que Eliot te de una mesa para comer.
– Es esa persona que me resolvió algunas dudas mientras todavía no había aterrizado.
– Es encontrar gente con mi misma cultura y raíces cuando tu familia está a miles y miles de kilómetros.

Para mí Patanegra es Pittsburgh y me recuerda el tiempo tan especial que pasamos mi familia y yo allí.
Es un grupo de gente que dedica parte de su tiempo a ayudar a que todo el que llega a Pitt se encuentre arropado desde el primer día.

Un grupo de amigos españoles

Patanegra es comunidad. Una manera amigable de situarte cuando eres recien llegado y de mantener el contacto con tu cultura cuando llevas un tiempo aqui. Con el tiempo algunos miembros llegan a ser como de tu familia.

Patanegra es un grupo de amigos, que nos ayudamos unos a otros en la medida que podemos. Los que llevan más tiempo intentan hacer la llegada a los nuevos más fácil y llevadera. Los nuevos harán lo mismo con otros y al final será una cadena…(que no debería cortarse). Compartimos información, compartimos diversión, compartimos conversaciones, incluso llegamos a hacer muy buenos amigos, pero lo mas importante es que ayudamos en lo que podemos y sobre todo incluimos. Incluimos a todos, nos caigan bien o mal, sean de una ideología u otra, tengan unos hobbies u otros, tengan una edad u otra. Patanegra es un grupo de amigos, asi es como lo entiendo y eso es para mi.

Conocer gente con una misma cultura de tomar algo por ahí, barbacoas improvisadas y a grandes rasgos el mismo tipo de humor. Poder compartir las experiencias que has vivido en esta etapa y ver gente que está pasando por eso ahora u otros que han pasado por ello hace tiempo… Poder decir “no te fastidia que…” o “no te ha pasado…” y tener como respuesta un “Siii…!!”.

 Patanegra es el grupo que me dio una calurosa bienvenida y con quien he pasado la mejores momentos de mi estancia aquí. Patanegra es un grupo que permite mantenerte unido con tu cultura española. He acudido a todos los eventos de tapas desde que llevo aquí y alguna que otra fiesta! Y he pasado muy buenos momentos reuniéndome con otros españoles. Patanegra también es un grupo de ayuda para nuevas personas que vengan.

Para mi Patanegra es familia….Yo, como muchos otros, llegué sola a pittsburgh y lo hice en una época en la que casi no llegó nadie más….así que me encontré con “la vieja guardia” y mi sensación fue que nunca estuve sola….Siempre cuento tres anécdotas de esa época:
– llegaba el fin de semana, y de repente me llamaba pongamos Mamen o Iñaki….y me preguntaban…”qué haces hoy?”, si no tenía plan, siempre me invitaban al suyo, pero si lo tenía…pues me decían “perfecto!!! pásalo bien y si te ape ya sabes”….digo Mamen e Iñaki como podría decir Eli, Eli-senda, Ari, Helena, Aitor, los gaditanos…..etc etc….nadie invadía mi espacio, nadie me hacía sentir que por ir con unos o con otros pues ya no contaban conmigo…un respeto absoluto a mi forma de ser y mi forma de actuar….y sobre todo….nunca me sentí sola….
– mi madre siempre ha sido una madre gallina, siempre cuidando a sus polluelos y lo más lo más, preocupándose por ellos, así que me llamaba por teléfono y si estaba en casa sola a mis cosas, estaba dos horas hablando, contándome todo lo que se le ocurría porque no estuviera sola. Pero si me llamaba y yo estaba con quien fuera, principalmente con los patanegra, me decía “hija, como estás?”, respuesta “pues aquí, tomándome algo con  X, o de compras con Y o de lo que fuera con Z…”, te respondía “bueno hija pues muy bien” y te colgaba….daba igual que tú sí quisieras decirle algo….ella colgaba….ya estaba acompañada….esta escena se repetía tanto los fines de semana que decidió que me llamaba entre semana y si no que llamara yo….
-mis padres después de estar año y medio en el Burgh y “amenazarles” con que no volvía a casa en un largo periodo de tiempo decidieron venir a verme. Aterrizaron y conocieron a todo el mundo: Eli literalmente los adoptó y los llevó de paseo, después con otra gente fuimos a Niagara Falls o a ver a los Amish o lo que fuera. Al irse, mi padre, Señor muy suyo para mostrar sus sentimientos y esas cosas, me dijo: “aquí ya te puedes quedar. Un grupo humano como este no lo vas a encontrar en ningún sitio, así que estaría tranquilo si te quedaras aquí”…..dos ciudades más tarde, tengo que darle la razón.
O sea, que para mi Pittsburgh es mi familia. y mi hogar durante un periodo importante de mi vida.

Aunque no acudo a muchos de los eventos, Patanegra es el único vínculo que tengo en Pittsburgh con la patria en que nací y donde me crié.

Dar dos besos para saludarte.
Salivar juntos cuando hablas de jamon, chorizo, fuet, y …. lista interminable
Hablar de todo lo que echas de menos de casa sin que te miren raro.
Saber que siempre tienes a alguien con quien contar.
Sentirse como en casa
Familia

sólo quería transmitirte nuestra experiencia personal, ya que nos ayudó muchísimo formar parte de Patanegra en los años que estuvimos ahí, hizo nuestra vida más fácil y conocimos grandes amigos, con lo que todavía hoy estamos en contacto y nos vemos cuando podemos.
Ojalá que podáis seguir adelante, pues son muchos los que se ven apoyados, y como bien tú mismo expresaste en tu experiencia, hay momento duros cuando uno está lejos de sus seres queridos, en los que nos hemos apoyado en algún patanegra. Para nosotros es inolvidable, el día en que nació nuestro primer hijo, sin ningún familiar por cerca, me tuvieron que hacer una cesárea de emergencia y allí estaba Eliot acompañándonos como una hermana…

guardo excelentes recuerdos de Pittsburgh, y siempre que puedo menciono mis recuerdos y batallitas de Pittsburgh a amigos y conocidos. Y en eso Patanegra tiene muchísimo que ver. El grupo me ayudo a integrarme, a disfrutar la ciudad y el país, a pasar buenos y malos ratos  y a hacer amigos para siempre (aun consigo ver a algunos de vez en cuando….)  Y para mi fue un placer poder devolver el favor a otros que llegaron después que yo.

Ese grupo tiene que seguir existiendo y seguro que seguirá. Pero todos hemos conocido sus altibajos. Yo recuerdo que durante una epoca era de los poquísimos que seguía yendo fielmente al Docs los miércoles, a pesar de las temperaturas… Supongo que las obligaciones familiares, el trabajo, etc. (y el tiempo) hacen difícil cumplir a rajatabla. Cada uno tenemos nuestras circunstancias. Pero seguro que un buen concurso de tapas o una reunión de cocina post-vino caliente lo reactivaran!

Patanegra para mì y mi familia representa muchas cosas. Lo más importante: una etapa preciosa de nuestra vida donde nos encontramos con un montón de gente muy, muy especial. En nuestro caso llegar a Pittusburgh toda la familia con un bebé y encontrar vuestro apoyo y amistad fue todo un lujo. Efectivamente salir de nuestra zona de confort e iniciar una nueva aventura asusta pero con vosotros todo ha sido mucho más fácil y tranquilizador. Desde el primer momento todos nos habéis prestado vuestro apoyo. Nunca olvidaré la imagen de Aitor y Elena esperándonos a altas horas en el aeropuerto con Julen y Joseba. Tampoco nuestra primera comida en casa de Elli y Bob , nuestra primera salida por la ciudad con el coche prestado de Mamen e Iñaki, el día de Halloween en casa de Aimara y Vincent, thanksgiving en casa de Irene y Germán, el día de Navidad en casa de Silvia y Thanasis….  Y a partir de ahí tantas y tantas amistades  e historias maravillosas que nos hemos traído. A muchos de vosotros no he tenido la oportunidad de conoceros en profundidad pero no  importa, realmente os sentimos a todos como amigos o familia. Patanegra deja huella y una vez se os conoce ese espíritu uno se lo llevá allá donde esté. Por tanto, donde esté la familia Lozano-Veiga todos tenéis vuestra casa.

A  mi gusta saber que estais aquí, a darle un poco de calor a esta ciudad tan lejana de nuestro país.

Un grupo de personas que han compartido, comparten o compartirán experiencias en la ciudad de Pittsburgh. Gracias a las redes sociales todos nos podemos poner en contacto y compartir consejos, ideas, planes y recuerdos. Yo pude conocer a gente fantástica gracias a este grupo y me gustaría seguir en contacto con las personas que aún quedan allí a través de esta vía, así como aportar mi grano de arena a las preguntas que la gente envía.

Para mí Patanegra es como ser miembro en un gimnasio. Sabes que es algo buenísimo para ti, que está ahí si lo necesitas, pero no vas necesariamente todos los días (ni siquiera todas las semanas). Ahora bien, cuando vas al gimnasio, o digamos, al concurso de tapas, te preguntas: ¿por qué no vengo más a menudo? Si esto es genial, la gente es super riquiña, el ambiente distendido, una se lo pasa divinamente…

Para mi Patanegra siempre me evocara, y sigue evocando sensaciones de calidez, de cariño y de familia. Esa familia q dejé apartada durante los 4 meses q estuve en Pittsburg y fue suficiente para q aún cuando veo las fotos de los q ahí siguen, me siga dando morriña!!!! Porque esos 4 meses mi familia patanegra  me hizo ver q había otra vida más allá de Skipe. Q tenía con quien hablar incluso de mi pequeña ciudad!  Porque fue genial compartir con Eli G tantas risas,  porque adoré a Silvia y a Mamen y como no a su marido y a su niño.  Porque aun sigo por Face a Teresinha y familia y a Dani y a  Zuri, y Rober, mi  amigo, compi de viaje , los dos a Washington en Greyhound.
Lo más importante de Patanegra, sois (somos)los patanegras.
Si bien no puedo en muchas ocasiones ayudar ni comentar, ya q no estoy allí, si  me encanta seguir recibiendo los post para quedar en Pataviernes, porque parte de mi se quedó allí, y así me encuentro como cuando estaba con vosotros.

una oportunidad de ayudar a gente que viene tan perdida como vine yo y de hacerle las cosas muchos mas faciles en Pitt, que ya es bastante con dejar todo atras y emprender una aventura solo o en compagnia de tu pareja
Comparte!